Más ficción y menos reality

Yo Soy Bea (del blog miguelhermosoarnao.blogspot.com.es)

No me da vergüenza reconocer que estoy bastante enganchado a una serie llamada “Yo soy Bea”. Puedo vivir sin ella, eso está claro, pero en igualdad de condiciones suelo poner el canal que la emite para “matar el tiempo” de forma entretenida.

Es curioso que siendo una adaptación española de una telenovela latinoamericana me haya gustado, ya que desde Cristal, allá por el año 1989, ninguna otra había llamado mi atención. Yo al fin y al cabo era un fan de series como Dallas, Falcon Crest o Dinastía, y la comparación en medios, fotografía, exteriores, luminosidad era siempre odiosa con las teleseries de nuestros hermanos hispanoamericanos. Pero aunque “Yo soy Bea” empezó como un remake de una “novela” pronto logró parecerse más a las comedias españolas de toda la vida, con sus momentos de risas y también los de llantos. Sigue leyendo

LOS ÚLTIMOS DÍAS DE J.R. EWING

J.R EwingPara los que nacimos en los años 70 Dallas, mucho más que Casimiro, era la serie que nos marcaba la hora de irnos a la cama. Era salir los “dos rombos” (que señalaban en la España de la UCD que el contenido era para adultos) y nos hacían salir corriendo a acostar, quedándonos a muchos la incógnita de qué tendría aquella “odiada” serie norteamericana para que no pudiéramos estar más rato disfrutando de la presencia de nuestros padres tras sus respectivas jornadas laborales y las nuestras escolares.

Años después, por el mismo motivo que antes nos sentíamos menores ahora nos empezábamos a sentir más mayores ya que sí podíamos ver los capítulos que repusieron a finales de los 80 y principios de los 90 en la pública de Madrid (sin los dos rombos y a medio día).

Sigue leyendo