ALCALÁ EN LA AGENDA

ALCALDE DÍa de la Policía Acto Píncipe de Asturias Entrega Guión comisario Plano largoLa celebración por parte de la Policía Nacional de su festejo anual, la Fiesta de los Santos Ángeles Custodios en Alcalá de Henares (25 de septiembre a 02 de octubre) demuestra que nuestra ciudad está en la agenda del gobierno de España, ya que es la primera vez que esta celebración se hace en una localidad que no sea capital de provincia.

Alcalá de Henares siempre ha tenido una vocación natural a ocupar un lugar preeminente en la agenda de la nación, ya que por historia, cultura, población, peso económico y social está muy por encima de la mayoría de la media de capitales de provincia españolas, y parece que nuestro gobierno trayendo a  SS.AA. los Príncipes de Asturias, al Ministro del Interior y al Director General de la Policía, entre otras muchas e importantes personalidades, ha entendido este mensaje.

Sigue leyendo

MADRID 2024

La derrota ayer de la candidatura de Madrid como ciudad Olímpica para el año 2020 me recordó a Eurovisión. La primera sensación que tuve fue desear que no nos volviéramos a presentar nunca a una competición así, donde realmente no vale ser el mejor sino una acertada política de alianzas. Pero este pensamiento es un grave error.

El hecho de presentarse Madrid como sede Olímpica es algo que estimula el deporte en la capital de España y en todas las subsedes. Pero además, tardemos más o menos, Madrid y España lo acabarán consiguiendo.

Sigue leyendo

Alcalá mi ciudad

A Alcalá la empecé a querer cuando la recuperé. Era el año 2003, y acababa un periodo de mi vida en el que me tocó hacer muchos viajes a Madrid para trabajar. Aunque aprovechaba para leer en los desplazamientos, algo que realmente disfrutaba, estos se me hacían realmente pesados. La primera experiencia laboral no fue buena, y lo cierto es que empecé a coger un poquito de fobia a la ciudad que me vio nacer. En los siguientes trabajos la situación mejoró, pero echaba de menos mi vida universitaria, el poder ir andando a mi lugar de estudio y trabajo.

Pero aquello acabó y empezó mi empleo en la Universidad, en concreto en la Facultad de Económicas, en Biblioteca. Recuerdo el primer día, desde los despachos de dentro, sentarme en un ordenador que compartíamos, y descubrir a mi derecha la majestuosa torre del campanario de la Catedral Magistral de Alcalá, iluminada en la noche. Una sensación de felicidad me llegó al alma, y un sentido de respeto y gratitud a una ciudad cuya Historia enamora.  Me dije a mi mismo, que suerte tuve de que mis padres eligieran venirse a Alcalá de Henares a vivir, y no a una ciudad del extrarradio de Madrid, como habían barajeado.

Sigue leyendo