El suburbio de la Redes Sociales

Twitter colgado en móvilQue Twitter nunca me ha entusiasmado no es ningún secreto, pero si es cierto que hubo una época que su potencial me parecía en aumento y muy adecuado para una estrategia Social Media. Sin embargo cada día me parece más que la red social del pajarito está condenada a convertirse en una especie de zona marginal, ineficaz para una buena campaña comunicativa y de marketing digital.

Twitter desde mi punto de vista muere de éxito. Cada vez es más común que un usuario tenga miles de seguidores y a su vez siga a miles de personas. Es por ello que para un seguidor tuyo ver un mensaje que hayas emitido empieza a ser parecido a encontrarse una aguja en un pajar.  Sigue leyendo

Petróleo en las Islas Canarias

Islas Canarias Prospecciones

Es quizás porque soy de la generación que se crió viendo series como Dallas o películas como Gigante que no veo más que beneficios en la aparición de Petróleo en las Islas Canarias. También en el colegio me enseñaron que el oro negro hoy en día está presente casi absolutamente en todos los objetos que suponen nuestra vida cotidiana diaria y que es imprescindible para nuestros desplazamientos, consiguiendo que conquistáramos el aire con la aviación y que vayamos de punta a punta del planeta en escasas horas, por no hablar de todos los logros aeroespaciales que hacen posible la revolución de las telecomunicaciones. Pero no es sólo eso, en un país con un 26% de paro una industria como la petrolera puede suponer un respiro para miles de personas.

Siempre en mi generación nos hemos lamentado de la  maldita suerte de España respecto al petróleo, que no supo encontrar éste hidrocarburo en su antigua colonia de Guinea Ecuatorial, que ahora ha hecho rico al régimen de Teodoro Obiang, y que lo único encontrado en España en la provincia de Burgos es un decepcionante petróleo muy espeso prácticamente de uso exclusivo fabril. Sigue leyendo

La venganza de las fans

Concierto Beatles España 1965

Concierto Beatles España 1965

Es un fenómeno que me encanta y que se reproduce desde hace décadas, cuando aparecieron aquellos solistas o grupos encaminados a conseguir el grito de adolescentes más que a hacer buena música, aunque bien es cierto que de vez en cuando algunos grandes temas y artistas han surgido de estos marketinianos productos. Me refiero a grupos como Backstreet Boys, Take That, o más recientemente Justin Bieber.

Durante años estos ídolos tratan a su fans como ganado, aunque dicen quererlas y actuar por ellas todos sabemos que no es verdad, siendo extraños los casos de artistas que hayan dejado sus carreras por alguna fan. Sigue leyendo